espirar debería ser la actividad más sencilla, ya que nuestra vida depende de introducir regularmente aire en nuestros pulmones. Sin embargo, los problemas que afectan a la respiración son muy frecuentes. Se calcula que un 60% de la población respira por la boca, especialmente por la noche, debido a algún tipo de obstrucción en la nariz.